miércoles, 27 de mayo de 2009

500 años de historia (para hablar de tetas y estudiar Igualdad)

Podría encabezar este artículo con cualquier otra cifra, 1.000 años, 2.000 años o bastantes más, si quisiera hacer referencia a la evolución de las diferentes culturas y civilizaciones del planeta tierra, pero me quedo en los 500 años por conmemorarse hoy el V centenario de una de las unidades militares más antiguas del mundo, el Regimiento de Infantería Soria nº 9. No voy a entrar en detalles sobre esta unidad, existe suficiente material al alcance de cualquiera para empaparse de las hazañas del Tercio de Nápoles a lo largo de estos 500 años. (Un breve resumen lo podéis encontrar en http://www.ejercito.mde.es/organizacion/soria9/).
De lo que quería hablar es de los 500 años que han transcurrido desde entonces. No hay duda de que las civilizaciones nacen, evolucionan, llegan a su apogeo, caen después en un lento o rápido declive y acaban pereciendo. Permanecen en la memoria aquellas culturas que dejan al resto de la humanidad una herencia de logros, hazañas, descubrimientos, avances sociales y tecnológicos. Quien no conoce hoy en día algún legado de las ancestrales culturas chinas, del Japón, del mundo germánico o de la hispanidad, para no hablar de babilonios, griegos o romanos. En mayor o menor medida somos todos deudores de estas civilizaciones, nuestra vida diaria se sustenta en dichos avances sociales, médicos, culturales, tecnológicos y hasta políticos (este último punto bastante discutible).
En el caso de España, y volviendo a los 500 años del título, la aportación a la evolución de la humanidad en estos 5 siglos es impresionante. Si tomamos como inicio del Siglo de Oro el descubrimiento de América en 1492 y alargamos la influencia hispana hasta el siglo XIX, no hay ciencia o arte a la que nuestros predecesores no hayan aportado gloria eterna. La literatura, la música, la geografía, la cartografía, física o medicina, la cultura en general y cualquier ámbito de la sociedad actual, en todo el mundo y en nuestro propio país, están impregnadas de 500 años de evolución.
Pero todo llega a su fin, tal como comentaba, y después de llegar a la cima, a culminar un apoteósico avanzar por la historia, estudiando, investigando, descubriendo, formando, aprendiendo, siendo en resumen seres humanos con intelecto y alma, y no un conglomerado de células que se han unido al azar o de forma sistemática a lo largo de los siglos, llegamos a nuestros días, al siglo XXI, punto de inflexión en nuestra historia. Puede ser que existan personas que no lo vean, por desgracia bastantes, personas ciegas a las que la cultura se las trae al pairo, a las que no les puedes hablar de evolución, de herencia cultural, del orgullo de una nación o de los avances que hemos aportado a la humanidad, pero los hechos son innegables, España, gloria durante siglos, se hunde en la absoluta mediocridad. La población es inculta, la sociedad es pobre en valores morales, espirituales y en los últimos tiempos hasta económicos, y para rizar el rizo nos gobiernan analfabetos, no ya funcionales, sino completos. Gente zafia, vacía, carente de la más mínima base cultural, inhumanos, falsos, egoístas, materialistas, en fin, gentuza. Nuestros gobernantes, nuestros ministros y últimamente sobre todo nuestras ministras, están demostrando que la evolución de cualquier sociedad o cultura tiene un límite, que el declive al final llega. Pongámonos todos tetas, neguemos la evidencia, contrastada por todos los estudios científicos del mundo, de que un feto es un ser humano, estudiemos la nueva carrera de Igualdad, y seremos por fin lo que han pretendido desde un inicio, todos iguales: igual de incultos, igual de lerdos, igual de materialistas, igual de esclavos. Y ellos seguirán allí, viviendo como reyes, ajenos al destrozo que han hecho a 500 y más años de cultura hispana, que se venera y respeta allende nuestras fronteras mucho más que en nuestra propia patria.
Qué pena.

7 comentarios:

  1. Anónimo11:22 a. m.

    De verdad que da pena pensar en todo lo que fuímos y en lo que hemos llegado a ser. Que vergüenza madre mía.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo11:47 a. m.

    El que realment fa pena es que al 2009 encara quedin personatges com l'Ernest...

    Per cert... VISCA EL BARÇA!

    ResponderEliminar
  3. Anónimo11:50 a. m.

    Quin és el teu num favorit?: Resposta: 3

    ResponderEliminar
  4. Anónimo11:52 a. m.

    Te vas a comer el triplete durante muchos años!, jajajajajja!, con cara de cerdito (como pones a los del barça en el facebook) y mirando a cuenca depiladito.

    A tragar y a cascarla!!!.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo11:55 a. m.

    A COMERTE EL TRIPLETE PRINGAO!!!!!

    ResponderEliminar
  6. A que vendràn todos estos comentarios ahora? Hay, claro, que las mentes progres son tan cortas que únicamente saben hablar del Barza y sus trofeos. Bueno, está bien, que es lo normal, que nos desgobierna un tipo que postearia las mismas tonterias que los que aqui postean.
    Ernesto, la história de España terminó cuando el el ladron-GAL-Gonzalez llegó al Gobierno. Pero gracias a Dios, la balanza siempre vuelve a equilibrarse, y España volverá a ocupar el puesto que le corresponde en la história mundial.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo12:01 p. m.

    Lee el blog mejor del susodicho y veras su odio a los que llama "suizos" (el no se ha visto su propia cara de berlines de verano), igual que la novela "requiem por un campesino español" donde añoran que españa sea otra vez la nación que dominó el mundo, 70 años después todo sigue igual que antes. KEDA CLARA LA TAUTOLOGIA VERDAD?.

    ResponderEliminar