jueves, 21 de enero de 2010

Goodbye Danin!

Al igual que sucede en la película cuyo título he fusilado, parece que nuestra actual directiva nos quiera hacer creer que vivimos en otros tiempos. Pero nosotros no somos la señora Christiane que ha salido del coma y a la que hay que engañar haciendo ver que seguimos en el pasado “glorioso”, nosotros estamos bien despiertos y sabemos que los viejos éxitos de nuestro actual presidente ya no son válidos para justificar el desaguisado que se está montando últimamente con nuestro querido RCD Español. Las Copas del Rey ganadas y la brillante participación en la Copa de la UEFA del 2006/2007 no son crédito suficiente para destrozar nuestra historia centenaria con continuas actuaciones que lo único que aportan es desprestigio a nuestra hasta ahora, y durante 109 años, muy respetada institución. No hace falta que os nombre todas las humillaciones que hemos sufrido en los últimos tiempos los socios del Español, empezando por la catalanización forzada de una masa social ajena y hasta contraria a estas iniciativas, pasando por la suscripción por parte de nuestro presidente de un editorial común de la prensa en defensa del Estatuto, la presencia de esteladas en actos del equipo, la persecución de banderas de España en nuestro estadio, la continua y sistemática persecución de la hinchada más animosa y fiel de España por los servicios de la STASI bajo el mando del Sr. Boticario, el último episodio con un trato intimidador y represor hacia una afición rival educada y amiga como es y siempre ha sido la de Santa Coloma, hasta la última bomba de los trapicheos, para llamarlos suavemente, de nuestros mandatarios ocultando dinero al fisco e imputados por el juez Baltasar Garzón en la operación Pretoria; repito, no hace falta todo esto para pedir de voz en grito, con todas nuestras fuerzas, que nos unamos de una santa vez y echemos a estos déspotas del Club. No queremos a estos personajillos que utilizan nuestro nombre y nuestros sentimientos para enriquecerse o promocionarse particularmente. Que hablan, roban, defraudan y engañan en nombre del Real Club Deportivo Español, sin haber consultado ni una vez a la masa social sobre sus opiniones reales, y encima cobrando un más que buen sueldo por ello. Pensad que hoy en día ya hay muchos jóvenes que dudan entre ser Controlador Aéreo o empleado del Español. Con esto está todo dicho. Queremos volver a ser un equipo orgulloso de su nombre, de sus jugadores, de su historia, de sus colores, de su presidente y de todos y cada uno de sus empleados. Como era antes. Y como tiene que volver a ser. Cambiemos la historia de verdad, y no la maquillemos como en la película que da pie al título, en la que unos hijos bien intencionados intentaban ocultar la realidad a su madre para no hacerle daño. Los tiempos de Dani y su cuadrilla han pasado, pasemos página y recuperemos el orgullo de ser seguidor, socio y accionista del Real Club Deportivo Español. ¡Dani, vete ya! Goodbye Danin. Que te vaya bonito, pero en otro sitio.

3 comentarios:

  1. Anónimo2:48 p. m.

    Muy bien escrito, Ernesto. Migui.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo3:12 p. m.

    Ernesto Presidente!

    ResponderEliminar
  3. Creo que tras lo escrito poco mas queda por añadir.
    Totalmente de acuerdo en todo, en mi modesta opinion es de los mejores articulos sobre el tema que he leido ultimamente.

    ResponderEliminar